¿Cuál es el impacto de las redes sociales en la juventud?

Es una creencia común que las comunidades hacen poco bien para las generaciones más jóvenes. Determinados se arriesgarían y afirmarían que Fb, Instagram o bien Snapchat son los responsables de la intimidación, el alegato de odio y la percepción distorsionada de la verdad.

¿Mas existe alguna verdad en estas declaraciones?

Una observación veloz a los artículos académicos señala que se requiere más investigación para llegar a una conclusión determinante. En el lado positivo, las comunidades brindan chances para estudiar y agrandar horizontes personales que solo tienen la posibilidad de ser rivalizados por Internet. Por otro lado, además es un campo de juego maduro para numerosos tipos y maneras de abuso.

Las próximas partes ahondan en el planeta de las comunidades. Examinaremos cómo lo emplean los jóvenes para abarcar mejor esta pregunta apremiante.

Las estadísticas no engañan

Según la investigación de Common Sense Media, la utilización de las comunidades ha incrementado dramáticamente en los últimos tiempos (estudio 2012-2018). Los números señalan que el 70% de los jóvenes entre 13 y 17 años examinan sus cuentas de comunidades más de unas raras veces cada día.

Más preocupantemente, el 16% de lo hacen sin frenos y el 27% tienen el hábito de chequeos por hora. ¿Qué ocurre con el 30% que sobra? Exactamente el mismo estudio halló que el 19% de los jovenes no emplean las comunidades en lo más mínimo (datos de 2018). Con respecto al 11% que sobra, lo emplean con moderación, una vez cada día o bien por semana.

Crédito: Foto de Prateek Katyal en Unsplash

Efectos

Dados los altos porcentajes, las secuelas no tienen la posibilidad de ser positivas. Corroborar todo el tiempo los comentarios, los me agrada y las publicaciones tiene la posibilidad de tener un contraefecto en el avance sensible y cognitivo de una cabeza joven. Esto puede lograr que lleguen a extremos para conseguir más Me agrada, seguidores y comunicar, y perder la noción de la vida fuera de todo el mundo digital.

Aparte, el consumo elevado de comunidades podría perjudicar su aptitud de atención. Se conoce que la cacofonía de novedades y también información es paralizante. Como resultado, los jóvenes tienen la posibilidad de volverse indiferentes y presenciar cambios de atención a la agilidad de la luz, lo que puede desanimarlos por las cosas que verdaderamente importan.

Crédito: Foto por Sri Lanka en Unsplash

Para poner las reclamaciones en números, Microsoft Canadá concluyó en su informe de 2015 que la aptitud de atención humana (no solo de los jóvenes) redujo a unos 7 o bien 8 segundos. Esto indudablemente recuerda el chiste de los peces de colores y da más probabilidad a la iniciativa de que las comunidades están tontando a todos. Por otro lado, le sugerimos que tome esta información con una migaja de sal, porque la investigación era muy limitada y ahora se encontraba fechada.

La visión juvenil

Si deseas abarcar verdaderamente el encontronazo de las comunidades en la juventud, tienes que ver el planeta por medio de sus ojos. Y de nuevo, un concepto de la investigación de Common Sense Media le facilita tener una idea más clara de cómo se sienten los jóvenes sobre esto.

Crédito: Foto por ROBIN WORRALL en Unsplash

Estadísticas veloces

Antes que nada, cerca del 90% de los jovenes tienen teléfonos capaces, lo que pone las comunidades a su alcance en todo momento. Mas esto no supone que deba quitar el iPhone de su hijo, debido a que podría llevar a cabo más daño que bien.

La mayor parte de los jóvenes es siendo consciente de lo irritantes que tienen la posibilidad de ser las comunidades. Aparte, la mayor parte de piensan que las compañías de comunidades los persuaden a pasar más tiempo on-line. Como puede ver, los jovenes no son extraños a los riesgos de las comunidades, mas solo un puñado afirmaría que los hace sentir mal.

Para ser precisos, el 25% señala que las comunidades los hacen sentir menos solitarios y apartados. Aparte, el 16% afirma que se siente menos deprimido y el 18% piensa que las comunidades les asisten a sentirse mejor sobre su imagen y personalidad.

Desenlaces

Solo para poner las cosas en visión y también insinuar el lado positivo, las comunidades aceptan que un extraño estudiante de décimo nivel se transforme en una sensación de YouTube. Un estudiante de noveno nivel podría hallar el más destacable amigo en Snapchat y un aspirante a jugador profesional podría estar secretamente feliz de que sus progenitores bloquearon a Twitch.

Para los jóvenes de hoy, los mundos virtuales y reales se sobreponen de muchas formas y no tienes que olvidar que estos jovenes nacieron con Snapchat, Instagram y Google plus Classroom. En verdad, es más posible que te manden un emoticón de corazón y después te comenten «Te amo», mas esto no los hace menos sentimentales ni de ningún modo emotivamente damnificados en comparación con las generaciones precedentes.

Por otro lado, determinados con razón especulan que las capacidades sociales de las generaciones más jóvenes se han desgastado con el creciente encontronazo de todo el mundo digital. Mas para no sacar conclusiones precipitadas, es preferible asumir que sus capacidades sociales han evolucionado, en vez de erosionarse. Tras todo, hay una clara distingue entre la crianza y la naturaleza, lo que expone la cuestión del papel que juegan los progenitores.

Antídotos

Determinados progenitores tienen la posibilidad de buscar una solución veloz para los atracones en las comunidades en los servicios de control parental. Se suscriben, monitorean el accionar on-line de sus hijos por un tiempo y después limitan su ingreso a las comunidades. Mas, ¿es verdaderamente primordial asumir el papel de un oficial de policía?

La mejor forma es alimentar con el ejemplo, los progenitores tienen que tener en cuenta cuánto tiempo pasan viendo sus teléfonos capaces. Tienen que intentar charlar más con sus hijos y, inclusive en el momento en que parezca irrealizable, ser más respetuosos con su intimidad. Prontísimo, indudablemente van a ver cambios en el accionar de sus hijos.

Y únicamente una cosa más: no debemos olvidar lo indispensables que son las comidas familiares. Desde luego, se piensa que están libres de internet y comunidades.

En mis años más jóvenes y más increíbles

En el momento en que todo está dicho y hecho, las comunidades no son siempre algo malo y están aquí para quedarse. Los progenitores tienen que intentar seguir estando cada día para evadir probables abusos, sin controlar a los jóvenes.

Nos agradaría entender cómo te sientes sobre el tema. Y no poseas temor de aceptar cuánto tiempo pasas en las comunidades. ¿Que estas aguardando? Envíenos un comentario en la sección ahora.

Deja un comentario