El rumor de que los chipsets Intel están lejos de los de Apple debería preocupar a los usuarios

El 2 de abril, Bloomberg notificó que Apple se distanciará de los chipsets suministrados por Intel para su línea Mac en 2020. Este es un movimiento osado para Apple y un enorme golpe para Intel si acaba ocurriendo. Este movimiento se denomina Kalamata y aparentemente se va a hacer en parte para garantizar que todos y cada uno de los gadgets de Apple, desde iPhones, iPads y Macs, funcionen muy bien entre sí. Desde la perspectiva de Apple, sostener todo en el hogar es capaz, puesto que les facilita tener más control sobre cada una parte del desarrollo de fabricación y además achicar un tanto los costos.

Aunque van a gastar más dinero a corto plazo para crear estos chipsets, evitan realizar los pagos a Intel alén de su contrato y no deben preocuparse de estar socios con una compañía que pasó por instantes bien difíciles en los últimos tiempos. 2017 fue un año bien difícil para la compañía y podría ser cuestión de que Apple decidiese mudar las cosas a fin de que no se les pusiese su nombre – aunque con aparentemente accediendo en la compañía y no asociándose con AMD, podría ser solo cuestión de que al final hiciesen un movimiento que estuvieron deseando llevar a cabo ya hace mucho tiempo.

Apple le da a Intel cerca del 5% de sus capital cada un año, y visto que Intel tenga su nombre asociado a Apple asiste para que su marca parezca fuerte. Apple podría decantarse por postergar este movimiento o bien sencillamente jamás llevarlo a cabo, que podría ser lo que hacen si este movimiento acaba siendo más costoso para la compañía de lo que merece. Si eres Apple, no deseas gastar más dinero en este cambio del que puedes recobrar en la próxima media década. Apple además debe tomar en cuenta el hecho de tener que tratar con usuarios que usan gadgets heredados a lo largo de mucho tiempo. Una virtud de adquirir artículos de Apple es que por lo general tienen una extendida vida útil – y los individuos que tienen un solo gadget no es una noción sorprendente. Esto quiere decir que Apple puede llegar a tener algún tipo según con Intel de todas formas solo para otorgar servicio a los usuarios con Apple Care a lo largo de cuando menos unos cuantos años tras la fecha de finalización del empleo de los chips de Intel.

Si Apple hiciese este cambio, significaría un cambio para la compañía, que haría sus procesadores en el hogar para todos y cada uno de los gadgets. Ahora lo hacen para iPhones, iPads, relojes Apple y televisores Apple. En ese sentido, mover a Mac a esa filosofía tiene sentido y debería aceptar una sensación más traje entre todos y cada uno de los gadgets. Ahora mismo, esta sensación está presente mayormente con el Apple Watch, el iPhone y el iPad, mas los Macs tienen su aspecto. Mudar a procesadores diseñados desde adentro además les dejaría dejar en libertad cosas en un instante más exacto que tener que aguardar a que Intel libere un procesador: tendrían un factor más de control terminado y eso les dejaría publicitar el nuevo hardware aún más sin la necesidad de aguardar que los procesadores con los que trabajan no tengan inconvenientes.

Ir con todos y cada uno de los chipsets basados en ARM viene con sus inconvenientes y ventajas. Aunque Apple diseña sus chipsets con ARM, estos chips no son tan poderosos como los que proporciona Intel. Sin lugar a dudas, uno podría imaginar que Apple llegó a un convenio para contribuir a hacer un hardware más fuerte a fin de que sus gadgets macOS no se atasquen al intentar ser bastante similares a los gadgets móviles inteligentes. Una de las considerables virtudes que Apple tiene con sus gadgets Mac es la simplicidad de empleo siendo mezclado con una aceptable proporción de caballos de fuerza. Seguir hacia un S.O. único y traje tiene bastante sentido para Apple y debería hacer mejor la vivencia de los individuos finales, que solo tienen un tipo primordial de gadget al que acostumbrarse y que tienen la posibilidad de entonces conseguir las capacidades aprendidas en y pasarlas a otro gadget.

Esto puede no ser un inconveniente sustancial para los individuos más jóvenes, mas para las generaciones superiores que procuran regresar a la informática, siendo capaces de estudiar un S.O. de PC fácilmente porque es tal y como si su dispositivo móvil fuera incalculable. Debería aceptar a los individuos sentirse más seguros en sus compras y achicar los retornos para los minoristas, al unísono que minimiza el tiempo que los usuarios gastan en el teléfono intentando de conseguir soporte para estudiar sobre sus gadgets. Los coprocesadores basados en ARM se han usado antes adjuntado con los de Intel para asistir con la seguridad, con el McBook Pro y el iMac Pro incluyéndolo mientras que se estima que se ponga en la próxima línea de Mac Pros y portátiles además.

La eliminación de Intel de la ecuación de Apple supone que se volverán más dependientes de los gadgets basados en Windows, mas además van a perder una parte del estatus que implica asociarse con un diseñador de artículos premium como Apple. Es posible que no sea algo que perjudique a la compañía en una década, mas da la impresión de que la compañía vió mejores días – y con 2018 siendo un enorme año de reconstrucción para , una medida como esta dañará la percepción de la compañía a los inversores, inclusive si no interfiere al público por norma general. Un cambio de los chipsets de Intel pondría fin a una asociación que empezó en 2005 y marcaría el desenlace de una era. Para Apple, su más grande desafío será hacer conjuntos de chips basados en ARM que contengan la capacidad a nivel de escritorio y que no se reduzcan para prestar una vivencia móvil inteligente de primera calidad.

Tener una expectativa de una vivencia veloz en un gadget móvil inteligente es diferente a la de un escritorio, donde varios individuos avanzados normalmente requieren cosas como procesadores más veloces y poderosos para conducir la edición de vídeo complicada o bien el megatasking. Si Apple no puede hallar una forma de lograr que eso ocurra, entonces probablemente estarían mejor servidos si se abstuvieran de llevar a cabo un cambio sustancial en los chipsets hasta el momento en que llegue ese día. No llevarlo a cabo dañaría su techo en concepto de capacidad de hardware y, aunque Apple no requiere verdaderamente capacidad bárbara para tener éxito, sí les facilita vender más gadgets a más géneros de individuos. Sin eso, proseguirán teniendo su base general de clientes, mas corren el compromiso de enajenar a esos que verdaderamente eligen el ecosistema de Apple y que además requieren más energía para hacer su trabajo.

Deja un comentario